La estrategia de Jesús para evangelizar el mundo  fue multiplicarse a si mismo en sus discípulos, quienes reproducirían hombres y mujeres con visión y valores similares,que multiplicarían discípulos, y así sucesivamente (2 Tim 2:2)

La meta era y es predicar el evangelio a toda criatura (Marcos 16:15), discipular todas las naciones (Mat 28:19) y producir fruto que permanezca (Juan 15:16).

 

Este es el llamado de JUVENTUD CON UNA MISIÓN y la Universidad de las Naciones y debe ser el objetivo en cada discípulo.

 

1) Dios es infinito y personal: El es absolutamente ilimitado y no se puede medir; el no es creado y no tiene principio ni fin. Y el es un ser personal relacional con intelecto, voluntad y emociones.  Solo el Dios de la Biblia es infinito y personal.

 

2) Los hombres y las mujeres son finitos y personales: Fuimos hechos a la imagen de Dios como seres personales (con intelecto, voluntad y emociones), creados para relacionarnos con el y con los demás. Pero somos finitos, tenemos un punto de inicio y limites definibles.

 

3) La verdad es constante y conocida: La verdad no cambia; es absoluto y podemos conocer la verdad ("Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres." Juan 8:32).

 

4) Las elecciones son significativas y tienen consecuencias: Las consecuencias de nuestras decisiones buenas,  correctas, sabias, conducen a recompensa y vida; las consecuencias de nuestras decisiones malas, incorrectas, pecaminosas, conducen al castigo y a la muerte.

 

5) Somos llamados a ser artífices de cambio con Dios: Dios es un Dios misionero su hijo es un mesías misionero, su Espíritu es un abogado misionero, y su palabra es un libro misionero.